Diario de Viaje: Ecuador

El propósito de mi viaje a sam_3108Ecuador fue descubrir una ciudad andina como Quito, con sus costumbres y sitios emblemáticos de su historia, gastronomía, estilos de vida y experiencias políticas, y echar una mirada hacia esa nación tropical de la cual no tenía referencias inmediatas. Pero también conocer la diversidad cultural, la cambiante geografía y su interacción económica con el resto del continente, acaso también con el mundo. El viaje contemplaba de antemano una visita a la caótica e intensa Guayaquil para acercarme, en función del tiempo y las sam_2994distancias, hasta la ciudad de Cuenca y recorrer su pequeño y coqueto casco histórico, y por otro lado visitar algún sitio de interés sobre la costa del Pacífico. El viaje cumplió mis expectativas, teniendo en cuenta lo acotado del tiempo de permanencia en aquella tierra sudamericana.

Desde Buenos Aires partió el vuelo de LATAM a las 07:45 horas con una escala de poco más de una hora en Lima, y arribó a Quito a las 17:30 hora argentina (15:30 hora local). El nuevo Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre -en reemplazo del antiguo de idéntico nombre que había dejado de ser operativo por cuestiones de seguridad- fue aeropuerto-sucre-4inaugurado en 2013, en una zona menos poblada, plana y ubicada a menor altitud, fuera de los límites urbanos de la ciudad. Se encuentra a 35 kilómetros de la ciudad, a la que se accede por una moderna aunque sinuosa carretera. Pero el tránsito y los horarios pico hicieron que me demorara casi dos horas en llegar al atractivo centro histórico de la capital, en donde tenía reservado hospedaje. Desde la carretera atravesando poblaciones suburbanas, pasando por el colorido y el ruido de los barrios más céntricos, ya se dejaba percibir una ciudad intensa y vibrante, con sus olores característicos y su flujo caótico y perturbado, una clásica postal urbana latinoamericana.

QUITO

iglesia-y-convento-de-santo-domingo-quito

Iglesia y Convento de Santo Domingo, Quito

Es la capital del Ecuador y de la provincia de Pichincha; también la segunda ciudad más grande –después de Guayaquil- y, con más de dos millones doscientos mil habitantes en todo el Distrito Metropolitano, la segunda ciudad más poblada del país. Está ubicada sobre la hoya de Guayllabamba, en las laderas occidentales del volcán Pichincha, en la parte oriental de los Andes y su altitud promedio es de 2700 metros sobre el nivel del mar. Quito es una ciudad extendida a lo largo, de norte a sur, y en los últimos años muchos nuevos habitantes provenientes del interior del país se afincan en sus laderas orientales. Además del mencionado Pichincha, Quito está rodeada centro-historico-de-quitode otros volcanes: el Antisana, el Cotopaxi (el cielo de los Andes, con sus nieves eternas) y el Cayambe, que conforman el contorno andino.

Fue una ciudad muy importante durante el imperio incaico, casi su límite septentrional. Sin embargo, se establece como fecha fundacional (1534) la conquista española de la ciudad. Luego sobrevinieron, como en toda América, las guerras de la independencia. El 24 de mayo de 1822 el ejército independista comandado por el Mariscal Antonio José de Sucre venció a las fuerzas plaza-grande-de-quitoleales al rey de España en la Batalla de Pichincha, llevada a cabo en la ladera norte del volcán del mismo nombre. Con la victoria se consiguió la liberación de la ciudad y la independencia de las provincias pertenecientes a la Real Audiencia de Quito. El 13 de mayo de 1830 se creó la República del Ecuador, con Quito como capital, tras separarse de la Gran Colombia.

Salí del hotel para cenar temprano y llegué, ya al anochecer, a la Plaza Grande, donde se encuentra el Palacio de Gobierno trolebus-en-quito(Carondelet) y la Catedral Metropolitana. Muy cerca de allí hay una serie de restaurantes y casas de comida rápidas: la decisión había sido buena porque, sin saberlo, a partir de las 20:00 casi todos los comercios comenzaron a cerrar, y el centro histórico quedó rápidamente vacío. La multitud de vendedores y trabajadores de la zona comenzaron su éxodo, muchos de ellos en dirección Este, donde los medios de transporte públicos –Quito cuenta con sistemas integrados de transporte, como el Trolebús, el Metrobus-Q y el corredor Ecovía- los depositan en sus hogares.

calle-de-la-ronda-19En horas de la noche la movida del centro se traslada a la famosa Calle de la Ronda, una angosta y pintoresca vía repleta de negocios de comidas típicas con cantantes en vivo, además de tiendas de suvenires, arte y productos regionales. Es una calle tradicional, asociada con la bohemia y el arte del Quito colonial; su nombre original fue El Chaquiñán, término que ahora se lo traduce como camino o sendero; es la más antigua de Quito (era el camino de la ciudad incaica que utilizaban sus pobladores para acceder al agua de la chorrera del Pichincha) y vio nacer músicos pioneros del pasillo, pintores y poetas. Allí los artesanos trabajan a la vista de los peatones con materiales como plata, paja toquilla y hojalata.

calle-de-la-ronda-8

Calle de la Ronda, Quito

En esta vía también se huele el aroma a quesadillas, empanadas, panes y canelazo, una bebida alcohólica caliente, hecha con aguardiente y canela, que se consume en las zonas altas de Ecuador. En La Ronda también se respira arte: esculturas, bargueños y alforjas de estilo barroco, reflejo de la fusión europea e indígena, piezas atribuidas a la célebre Escuela calle-de-la-ronda-2Quiteña de creación artística, propia de la época colonial. Esta calle angosta adoquinada, de influencia andaluza, con sus típicos balcones, zaguanes y patios empedrados, con sus vendedores ambulantes y la eterna invitación de los trabajadores de los restaurantes a consumir en sus mesas, es el gran atractivo turístico del centro histórico quiteño en horas de la noche. Su ambiente bohemio cobra fuerza, especialmente los fines de semana. Los calle-de-la-ronda-6ochenta establecimientos, entre bares, restaurantes y demás negocios, se abarrotan de personas a partir de las 19:00 horas. Los carteles ofertan canelazos, empanadas gigantes, frutillas con chocolate, humitas con café, vino hervido; y se mezclan con los espectáculos artísticos. Los precios son apenas más altos que en el casco histórico: por U$S 8 cené spaghetti con broccoli y una gaseosa. Bohemios, amantes del arte, tradicionalistas, pueden encontrarlo todo en dos cuadras: desde el puente de los Gallinazos, en la Maldonado, hasta el nuevo puente de la calle Venezuela. En esos 400 metros se concentra la esencia misma de Quito.

iglesia-san-francisco-quito

Iglesia y convento de San Francisco, Quito

La mañana siguiente me dispuse a recorrer el Centro Histórico de la ciudad. Y la visita fue sorprendente: ubicado en el centro sur de Quito, está considerado el conjunto arquitectónico-histórico mejor conservado y el menos alterado de América Latina. Con cerca de 130 edificaciones monumentales que alojan una diversidad de arte pictórico y escultórico, preferentemente de carácter religioso, fue declarado por la Unesco en 1978 como Patrimonio Cultural de la Humanidad. De su época colonial data la construcción de conventos como los de San Agustín, San Francisco, La Merced y Santo Domingo. La ciudad, construida en estilo colonial español, sufrió algunas modificaciones hacia fines del siglo XIX, en especial durante la presidencia de Gabriel García Moreno, quien ordenó la construcción de edificios de corte neoclásico.

plaza-grande-o-de-la-independencia

Plaza Grande, o Plaza de la Independencia

En 1987 la ciudad fue sacudida por un terremoto, Pero desde 1997 la Empresa de Desarrollo del Centro Histórico es la encargada de la restauración y conservación de iglesias, calles y plazas de este lugar. Se han implementado varios sitios turísticos que invitan a propios y extraños a visitarlo en un recorrido que no

basilica-del-voto-nacional

Basílica del Voto Nacional

solo es turístico sino didáctico. Conocido como el Claustro de América por su gran concentración de iglesias y monasterios en un espacio reducido, el Centro Histórico de Quito se precia de tener tres de las construcciones más emblemáticas de la arquitectura del continente: la Basílica del Voto Nacional, la iglesia de San Francisco y la de La Compañía de Jesús.

La Basílica del Voto Nacional es el templo neogótico más grande de América. Fue edificado para rememorar la consagración del Estado Ecuatoriano al Sagrado Corazón de Jesús, celebrada durante la sam_3164presidencia de Gabriel García Moreno en 1873. Tiene 115 m de altura y está conformada por 24 capillas internas que representan a las provincias del Ecuador. Su construcción comenzó en 1887, inspirada en la Catedral de Notre Dame de París. A lo largo de su levantamiento fueron varios los aportes realizados: los padres Oblatos donaron el terreno donde se erige la Basílica; se aceptaron donaciones de creyentes quienes proporcionaron dinero, mano de obra o materiales de construcción a cambio de grabar sus nombres en las piedras. En 1985, el sam_3170Estado implantó un impuesto por las compras de la sal para continuar con la edificación, y se logró terminar la construcción luego de que varias generaciones de picapedreros dedicaran sus vidas para edificar cada pared del recinto. Allí se encuentra el panteón de Jefes de Estado del Ecuador.

En sus laterales, las clásicas gárgolas fueron sustituidas por reptiles y anfibios propios de la fauna local. Desde el punto más alto de la torre principal (se accede abonando U$S 2) se pueden tener unas hermosas vistas panorámicas de la ciudad y las montañas que la rodean. La nave central tiene 140 metros de largo por 35 metros de ancho y 30 metros de altura; además de 74 metros de alto en el crucero. Las dos torres frontales tienen 115 metros de altura cada una, detalle que convierte a la Basílica en la segunda estructura sam_3204religiosa más alta del continente americano, detrás de la Catedral de Maringá en Brasil (124 m), además de la estructura más alta de la ciudad de Quito.

El mirador más alto está situado en la Torre de los Cóndores (115 metros): su altura es igual a la mínima que alcanza el cóndor, que es el ave nacional de Ecuador, en su vuelo; en lugar de gárgolas la torre luce cóndores. La Basílica contiene en sus dos torres principales un juego de campanas de bronce, la más grande pesa 8 quintales. También sam_3194presentan un reloj, que consta de seis esferas, tres en cada torre, las que tienen un diámetro de 4,3 m, permitiendo una buena visibilidad desde cualquier parte de la ciudad. El campanario cumple así, su sentido de predominio aún sobre todas las iglesias existentes en la ciudad. La puerta principal de la Basílica es de madera con forro de latón repujado; la mayor parte del resto de puertas del edificio son de madera tallada y mantienen la forma ojival típica del gótico francés.

vista-de-quito-desde-la-basilica

Casco histórico de Quito, visto desde la Basílica del Voto Nacional

En la Plaza Grande o Plaza de la Independencia se encuentra el Palacio de Carondelet plaza-grande-9
(el Palacio de Gobierno Nacional), la Catedral Metropolitana, el Palacio Arzobispal y Municipal, y el Palacio de Pizarro u Hotel Plaza Grande. En el centro de la plaza se encuentra el monumento dedicado a los próceres de la independencia del 10 de agosto de 1809, fecha recordada como el Primer Grito de Independencia Hispanoamericana. La Plaza alberga a infinidad de ciudadanos que se reúnen en su torno a escuchar música y dialogar, a un sinnúmero de vendedores variopintos, a pregoneros de diversas religiones que convocan a sus adeptos y, bajo la recova del Palacio Arzobispal, sobre la calle Chile, a una cantidad de lustrabotas y todo tipo de vendedores informales.

plaza-grande-5

Monumento a los próceres de la Independencia

Una de las galerías del Palacio Arzobispal acoge una serie de restaurantes y casas de comidas rápidas; en los bancos de la plaza suelen verse jubilados leyendo los periódicos, y existe mucha vigilancia municipal; debajo de la Catedral Metropolitana funcionan unos pequeños y pintorescos bares, restaurantes y heladerías.

catedral-metropolitana-6

Catedral Metropolitana

El movimiento a diario es muy intenso, incluso los fines de semana en horas del mediodía y la tarde, cuando la Plaza Grande se viste de muchedumbre, como si un acontecimiento cívico o patriótico transcurriese en su espacio y en los alrededores de sus calles aledañas. Sonidos locales, olores característicos, vestimentas tradicionales, todo fluye en el corazón de la ciudad con la naturalidad de sus hombres y mujeres, y la mirada de algún turista que asiste, curioso, a la rutina costumbrista de un pueblo cálido y vibrante.

carondelet

Palacio de Carondelet

El Palacio de Carondelet, ubicado frente a la Plaza Grande, es el Palacio de Gobierno, la residencia oficial del Presidente de la República. Fue construido en el siglo XIX por el Presidente de la Real Audiencia de Quito, Barón de Carondelet, de ahí su nombre. carondelet-4Además de su arquitectura, uno de los puntos de interés es un mural pintado por el artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín que se encuentra en el ingreso al Palacio de Gobierno y retrata la llegada de la expedición española, en época de la Conquista, al río Amazonas, el 12 de febrero de 1542. Varias pinturas adornan la Casa Presidencial ecuatoriana, entre ellas se encuentran obras de Tamayo, Rafael Salas, Cevallos, Atahualpa Villacrés, Thoret, Oswaldo Viteri, Marco Salas y Jaime Zapata. Varias de estas corresponden a los retratos de los presidentes en el Salón Amarillo. Desde el año 2007 el complejo presidencial se convirtió en un museo accesible a todos quienes deseen visitarlo. Con ese propósito, se organizaron áreas para ubicar los objetos de acuerdo con sus contextos culturales, a fin

carondelet-interior-14

Salón Amarillo del Palacio de Gobierno

de que sean accesibles a la vista de todos, para lo cual se utilizaron varios salones y espacios dentro del Palacio. La visita, que es gratuita (basta dejar el documento personal o pasaporte) toma poco más de media hora y comprende los salones principales del Palacio, incluyendo un altar bañado en oro, la sala de retratos de los presidentes del Ecuador y los patios internos, así como una sección en que se exhiben las obras recibidas por los mandatarios, entre los que constan realizaciones del pintor colombiano Fernando Botero, esculturas de diversos materiales, vestimentas típicas, monturas y bordados.

carondelet-interior-9El 6 de agosto de 1875 el Palacio fue escenario del capítulo más sangriento de su historia con el asesinato del presidente Gabriel García Moreno. El mandatario ingresaba al Palacio por la escalinata sur, cuando un grupo de conspiradores apostados entre las columnas procedió a atacarlo a tiros y machetazos; García Moreno cayó mal herido del atrio del Palacio hacía la Plaza, y falleció más o menos treinta minutos después al pie del altar de nuestra Señora de los Dolores, de la vecina Catedral Metropolitana. Una placa de piedra recuerda el lugar del crimen con la siguiente leyenda: “Dios no muere. Aquí cayó asesinado el presidente de la República, Dr. Gabriel García Moreno, el 6 de agosto de 1875”. La frase Dios no muere fueron las carondelet-interior-4últimas palabras del Presidente antes de morir.

Una versión extraoficial cuenta que García Moreno, enamorado de la mujer de un comerciante y militar colombiano, Faustino Lemus Rayo, nombró a éste en misión política y comercial a una provincia remota del país, y lo obligó a ir sin su familia para tener a la mujer cerca de él. Faustino Rayo había llegado a Ecuador en una época convulsa; allí tomó las armas y se convirtió en hombre de confianza de García Moreno, famoso por su fervor carondelet-interior-17religioso. Cuando el presidente conoció a la mujer de Rayo, una hermosa colombiana, decidió que Faustino debía adelantar misiones de extraordinaria importancia pero no en Quito, sino en el Oriente ecuatoriano, en lo más inhóspito de la selva, durante largos meses. La esposa de Faustino Rayo quedó embarazada del presidente y nació un bebé al que bautizaron José María, y sobre el que Faustino tuvo dudas. Entonces llegaron las conspiraciones políticas y Rayo, lleno de odio y sospechas, comandó la acción para terminar con la vida del presidente. Esta versión afirma que fue el mismo Faustino, por venganza, el encargado de asesinarlo a machetazos en la escalinata del Palacio.

La Catedral Metropolitana, ubicada en el corazón de la ciudad histórica, en la Plaza catedral-metropolitana-3Grande o Plaza de la Independencia, y elevada en el año 1995 a Catedral Primada de Ecuador, es el templo católico de mayor jerarquía en el país y uno de los símbolos religiosos de mayor valor espiritual para la comunidad católica de la ciudad. En 1545 se inicia oficialmente su construcción, resultado de diversos aportes a lo largo del tiempo: los cimientos y los muros son del siglo XVI; Junto a la puerta principal se levanta un voluminoso campanario, que culmina en una curiosa ornamentación edificada en el siglo XX.

catedral-metropolitana-5Entre los acontecimientos más importantes, y a la vez macabros, que se suscitaron en este templo, se encuentran la muerte del obispo José Ignacio Checa y Barba, quien en la misa del Viernes Santo del 30 de marzo de 1877 fue envenenado con estricnina disuelta en el vino de consagrar. Posteriormente, el 6 de agosto de 1875, el presidente Gabriel García Moreno dio su último suspiro en el altar de esta Catedral, después de haber sido atacado a machetazos en las escaleras del vecino Palacio de Carondelet mientras se dirigía a misa. La Catedral Metropolitana guarda los restos del Mariscal Antonio José de Sucre, además de los de varios ex Presidentes de la República, así como también de importantes obispos y sacerdotes.

El Palacio de Pizarro u Hotel Plaza Grande, sobre la calle Chile, se destaca como el palacio-de-pizarroprimer gran hotel de la belle epoque de la ciudad. Fue asignado al conquistador Francisco Pizarro, que nunca lo habitó porque residía en Lima, aunque sí su familia. A fines del siglo XVI los Pizarro donaron la casa a la orden mercedaria. En 2007 se inauguró como hotel en la categoría boutique. El Palacio destaca, gracias a su altura y exquisita ornamentación de la fachada neoclásica, de entre todos los que rodean el conjunto de la hoy llamada Plaza de la Independencia.

iglesia-de-la-compania-de-jesus-6La Iglesia y Convento de La Compañía de Jesús, también conocidos simplemente como La Compañía, es un complejo clerical considerado como una de las más importantes expresiones de la arquitectura barroca en el continente americano y el mundo. La portada de su templo mayor está labrada totalmente en piedra volcánica andesita. El complejo además constituye la sede oficial de los Jesuitas en Ecuador, alberga el Colegio Máximo de Noviciado de la orden, y en el pasado también cobijó entre sus paredes al Colegio San Gabriel y a la Universidad de San Gregorio, hoy Universidad Central del Ecuador.

La iglesia, y su rica ornamentación interna, totalmente cubierta con láminas de oro, es iglesia-de-la-compania-de-jesus-4una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad y un patrimonio invaluable, tanto artístico como económico, para el país. Inició su construcción en 1605, y demoró 160 años en ser edificada. Para 1765 se finalizó la obra con la construcción de la fachada del templo. El trabajo en su mayoría fue realizado por indígenas siguiendo los planos y bosquejos de los jesuitas europeos, quienes cuidadosamente plasmaron el estilo barroco en uno de los ejemplos más completos del arte en América. Para 1767 la iglesia fue cerrada a causa de la expulsión de los jesuitas del Ecuador. Cuarenta años más tarde, en 1807, este templo fue reabierto por el fraile iglesia-de-la-compania-de-jesus-2chileno Camilo Henríquez, de la orden de la Buena Muerte, quien posteriormente formaría parte de las luchas de independencia en su propio país.

Se dice que está inspirada en la Iglesia del Gesù de Roma, pero en realidad guardan pocas similitudes entre sí. Las columnas son una copia de las hechas por Vernini para el Baldaquino de San Pedro. En el interior, cuenta con bellísimos retablos y púlpitos cubiertos con pan de oro. En el retablo del altar mayor, obra de Bernardo de Legarda, se ha retomado como principal motivo de composición las columnas salomónicas de la fachada y las cornisas que se estiran al centro en arco, y se ha hecho culminar el conjunto en una corona sostenida por ángeles.

Detrás de su fachada de piedra gris decorada con columnas salomónicas, ángeles, iglesia-de-la-compania-de-jesusflores y la imagen de San Ignacio, late la obra más sobresaliente del barroco americano: recargada de una dorada luminosidad, impresiona a simple vista: todo lo que reluce aquí es literalmente oro, unos 50 ó 60 kg en finísimas láminas de pan de oro que recubre gran parte de la Iglesia. A la izquierda en el ala sur hay un cuadro representando el Juicio Final. Pero el que más me impresionó fue el que está ubicado justo enfrente mirando a la derecha desde la entrada, en el ala norte: es el que representa el Infierno. Ambos fueron pintados en 1620 por el jesuita Hernando de la Cruz, aunque lo que vemos hoy son copias de Alejandro Salas realizadas en el siglo XIX. En el cuadro del Infierno están retratados los personajes condenados a la furia de los demonios y del fuego eterno observados por el Lucifer ubicado en el centro superior del cuadro: usurero, registrador, adúltera, borracho, hechiceras, perezosos, bailarines, murmuradores. Como fotografías no se permiten tomar, los vinculo con un sitio que tiene varias de ellas: Viajes y fotografía.com

iglesia-de-san-francisco-1El conjunto de la Iglesia y Convento de San Francisco está ubicado en el centro histórico de la ciudad, frente a la plaza del mismo nombre en donde en la actualidad el gobierno construye el Metro quiteño. Iglesia y Convento constituyen el conjunto arquitectónico de mayor dimensión dentro de los centros históricos de toda América, y por ello es conocido como “el Escorial del Nuevo Mundo”. Sobre sus tres hectáreas y media de superficie se han construido trece claustros (seis de ellos de gran magnitud), tres templos y un gran Atrio; cerca de cuarenta mil metros cuadrados de edificación. Allí se desarrollan múltiples actividades en la actualidad: las conventuales y religiosas,iglesia-de-san-francisco-2 de atención pública en las áreas de salud, de comunicación, educativas y otras de corte popular que mantienen vivo al edificio. San Francisco atesora entre sus paredes más de 3.500 obras de arte colonial, de múltiples manifestaciones artísticas y variadas técnicas, especialmente aquellas correspondientes a la famosa Escuela Quiteña de arte, que nació precisamente en este lugar. Completa esta riqueza cultural la magnífica biblioteca franciscana, descrita en el siglo XVII como la mejor del Virreinato del Perú.

iglesia-de-san-francisco-3La fachada del templo refleja la presencia temprana -y por primera vez en América del Sur- de elementos manieristas, lo que lo convirtió en un punto de referencia de este estilo en el continente. La severidad renacentista y el manierismo exteriores contrastan con la decoración interna de la iglesia, en la que se mezclan el mudéjar y el barroco bañados por pan de oro para dar un esplendor inusual.

La construcción de templo y convento la comenzó el clérigo belga fray Jodoco Ricke a poco tiempo de fundada la ciudad, en 1536, y fue obra de arquitectos y talladores como fray Francisco Benítez, quien asumió la obra en el último cuarto del siglo XVI y la iglesia-san-francisco-4remató en 1605. Fachada de templo y convento se alzan sobre el amplio atrio que corre de extremo a extremo de la plaza, todo de piedra, solo roto al medio para dar acceso desde la plaza por una hermosa escalinata de piedra de doble abanico. La fachada de la iglesia es severa, dentro de los cánones renacentistas del neoclasicismo grecorromano. Apenas hay decoración: sólo el cordón franciscano que envuelve, como moldura, el gran ventanal de encima de la puerta principal; las estatuas de San Pedro y San Pablo, a uno y otro lado de la misma ventana y más arriba un Cristo, todo en piedras de bella factura.

plaza-san-franciscoTal vez por la importancia de la mano de obra aborigen durante la construcción del templo, es que precisamente un nativo –de nombre Cantuña- es a quien la historia señala como protagonista de una de las leyendas más antiguas de Quito, que se relaciona con los orígenes de esta iglesia y se ha mantenido viva en la memoria popular. Según la leyenda recogida por el historiador Juan de Velasco, Cantuña fue hijo de Hualca, quien habría ayudado a Rumiñahui a esconder los tesoros de Quito para librarlos de la codicia hispana. Urgido alguna vez para que revelase el secreto de los bienes que gastaba con prodigalidad a pesar de ser solo un nativo, Cantuña dijo que había hecho un pacto con el diablo. Acaso para redimirse de tal pacto, Cantuña colaboró con mucho dinero de su bolsillo para ver la capilla finalizada y que desde entonces lleva su nombre.

Dejé para los días siguientes los demás atractivos del Centro Histórico de Quito: el museo-de-arte-colonialMuseo Casa de Sucre, la Iglesia y Convento de Santo Domingo, el Museo de la Ciudad,
la Iglesia de la Merced, el teatro Sucre, el Museo Manuela Sáenz, la Iglesia del Carmen, el Panecillo, etc. Esa misma tarde decidí recorrer el predio conocido como Ciudad Mitad del Mundo, ubicado al norte de la ciudad, a poco más de media hora de trayecto del centro. Para tal fin, me dirigí en trole hacia el vecino barrio de La Mariscal, en el centro-norte de la ciudad. El barrio Mariscal Sucre, más conocido como La Mariscal, es uno de los sitios más visitados de la capital ecuatoriana, ya que plaza-fochallí se concentran la mayor cantidad de hoteles, restaurantes, tiendas de souvenires y ropa, de artesanías y cafeterías. También tiene mucha vida nocturna debido a la alta concentración de discotecas, bares, pubs y centros de diversión en general. El centro neurálgico está ubicado en las inmediaciones de Plaza El Quinde, más conocida como Plaza Foch (foto izquierda). Allí me contacté con Javier y Diego, quienes serían respectivamente mi guía y el chofer, con quienes iniciamos la visita a Ciudad Mitad del Mundo.

mitad-del-mundo-3

Ciudad Mitad del Mundo, Quito

Se trata de un complejo de carácter museográfico y turístico que rinde honor a la mitad-del-mundo
Misión Geodésica de Francia, autora de las primeras aproximaciones en 1736, y cuyos hallazgos ocasionaron que la Real Audiencia de Quito pasara a denominarse República del Ecuador en 1830, tras su independencia de España. El monumento a la Mitad del Mundo se halla dentro del complejo llamado Ciudad Mitad del Mundo y tiene como finalidad resaltar la ubicación exacta de la línea ecuatorial o ecuador, y destacar la misión geodésica francesa que ubicó el sitio aproximado por el cual pasa la línea
equinoccial y divide al planeta en cuatro partes (norte, sur, oriente y occidente). Hay que mencionar que en el territorio ecuatoriano se han encontrado, a lo largo del
mitad-del-mundo-5recorrido de la línea equinoccial, numerosos hitos arqueológicos no sólo precolombinos sino también preincaicos, que evidencian el conocimiento de este punto geográfico a través de la observación astronómica. No en vano en Ecuador durante el equinoccio de primavera (21 de marzo) ciertas culturas nativas celebran el Día del sol recto, en el que es absolutamente perceptible la caída de la luz de forma perpendicular, ocasionando que los cuerpos no tengan sombra.

El monumento piramidal, con cada lado apuntando a una dirección cardinal, está mitad-del-mundo-2rematado por un globo de 4.5 m de diámetro y 5 toneladas. Dentro del monumento está el Museo Etnográfico, que expone elementos de la cultura de los pueblos originarios de Ecuador. El complejo contiene además cuatro pabellones con exposiciones permanentes, como el de Francia, en donde se encuentra el Museo Geodésico Francés; un Planetario; un pabellón de la Fundación Guayasamín; una maqueta del Quito colonial en miniatura y el Insectarium, el Primer Museo Entomológico del Ecuador. En la Plaza Central se realizan varias representaciones mitad-del-mundo-6musicales y culturales para los turistas. Una pequeña ciudad que rodea el monumento actúa como centro turístico, ofreciendo una réplica de una ciudad colonial española llamada Ciudad Mitad del Mundo.

En el año 1736 llega al país la primera Misión Geodésica que tuvo como objetivo medir un arco de meridiano para comprobar la forma de la tierra: Charles Marie de la Condamine fue el primer integrante de esa Misión Geodésica Francesa. A finales del siglo XVIII el general Charles Perrier, de la Academia Francesa de las Ciencias, fue enviado en una misión científica para verificar el resultado de su predecesor. Posteriormente, en 1936, el geógrafo ecuatoriano Luis Tufiño localizó las mitad-del-mundo-7señales dejadas por el primer grupo de científicos. Construyó un monumento histórico de 10 metros de altura y lo ubicó en ese sitio por 43 años, hasta 1979, en que fue trasladado a la población de Calacalí, a 7 km al Oeste, por donde también atraviesa la Línea Ecuatorial. Finalmente hoy, con el desarrollo de la tecnología GPS, la situación real del ecuador en esta zona ha sido definitivamente determinada y marca la verdadera localización de la línea imaginaria. Es decir que ya en el Siglo XVIII se había determinado el punto 0 (cero) aunque ha sido recientemente mediante la tecnología del GPS geodésico que se ha podido fijar con exactitud este punto cuyas coordenadas son 0-0’-0’’ (latitud cero grados cero minutos y cero segundos), a escasos 240 metros del punto originalmente señalado.sede-unasur-2

A pocos metros del complejo turístico se inauguró, en fecha reciente (2014), el Edificio Néstor Kirchner, sede de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). El moderno edificio tiene cinco pisos, un área de 20 mil metros cuadrados, con una inversión de más de US$ 38 millones de dólares. La obra se divide en cinco plantas principales: tres altas para los niveles operativos, ejecutivos y de directorio con oficinas para cada delegación y para el Secretario General sede-unasur-5del ente. Su forma se parece a la de una escultura elevada sobre un tronco principal de 1.500 metros cuadrados, sobre el cual se asientan dos grandes brazos, que se extienden a los costados del edificio principal, simulando –desde una visión panorámica- el vuelo de un cóndor. Además, dos grandes figuras de la cultura latinoamericana son cobijados en la nueva sede: la Sala de Presidentes cuenta con un mural de Oswaldo Guayasamín (1919-1999), mientras la biblioteca lleva el nombre del fallecido escritor colombiano y premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez. El edificio dispone de veinte mil metros cuadrados construidos, tecnología inteligente, explanadas, espejos de agua, plazas y jardines.

museo-casa-de-sucreAl día siguiente decidí continuar con la visita al casco histórico de Quito. El Museo Casa de Sucre está dedicado a la memoria de sus más célebres ocupantes: el mariscal venezolano Antonio José de Sucre, héroe independentista latinoamericano y su esposa, la dama quiteña Mariana Carcelén, marquesa de Solanda y Villarocha. En el museo se encuentran objetos personales de la pareja, muebles originales que se ocuparon en las diferentes estancias de la mansión, artículos de uso diario, e incluso mapas y documentos de la época de independencia. En 1823 la llamada Mansión museo-casa-de-sucre-1Carcelén pasó a manos de Mariana Carcelén de Guevara y Larrea, heredera de los mayorazgos, títulos y propiedades de su padre. Pocas semanas después de que la Marquesa contrajo matrimonio con el mariscal Antonio José de Sucre, el 20 de abril de 1828, éste adquirió la esquina del palacio para establecerse cuando regresara a Quito, después de su periodo como presidente de Bolivia.
Además del patio central de estilo andaluz, en los dos pisos de la casa existen trece estancias abiertas al público, y otras tantas que sirven como bodegas del museo, salas de restauración y oficinas. Originalmente el primer piso estaba destinado a las museo-casa-de-sucre-2cocheras, bodegas y habitaciones de los empleados, mientras que el segundo nivel era de uso exclusivo de la familia. Actualmente el Museo exhibe importantes pinturas de la época: retratos de la familia Carcelén, el Mariscal de Ayacucho y otros próceres de la Independencia ecuatoriana. La fuente de piedra andesita fue añadida en la restauración del 2008, y corresponde a los planes de decoración que el mariscal había señalado en un epistolario cuando adquirió la casa; se encuentra coronada por cuatro sapos que señalan con exactitud los cuatro puntos cardinales; se dice que la marquesa de Solanda solía lanzar monedas desde el segundo piso pidiendo deseos, por lo que además de ser conocida como Fuente de los Sapos es también llamada Fuente de los Deseos.museo-casa-de-sucre-4

En el primer piso funcionaban las instalaciones de la servidumbre, despensas y bodegas. En el segundo se encontraba la Sala de Visitas, lugar en el que la pareja recibía a sus amigos y allegados. Está adornada con óleos de los pintores Salguero y Delgado, entre los que destaca uno de Manuela Sáenz siendo coronada con laureles por Simón Bolívar, y uno de gran tamaño que representa al mariscal Sucre sobre un corcel blanco tras el triunfo en la batalla de Ayacucho. El Salón Principal, que al encontrarse en plena esquina de los corredores oriental y norte presenta una curiosa forma de “L”, era el centro mismo museo-casa-de-sucre-5de la vida social de la casa, pues albergaba dos saletas para damas y caballeros en cada extremo y una mesa de juegos en la sección central. Esta sala central era utilizada esencialmente por militares y hombres de la política para debatir sobre las estrategias de la guerra: se dice que la única mujer que logró participar de esos debates fue Manuela Sáenz, la mítica amante de Simón Bolívar y categorizada quiteña.

Mientras fue habitada por la Marquesa y el Mariscal, la Casa Azul -como se la denominó en aquellos tiempos- era considerada una de las más lujosas de la ciudad. En los salones principales había piano, arpa, guitarra, escaparates, sillones tallados, sillas forradas en baqueta, mesas, rinconeras pintadas y doradas, canastas y sillas museo-casa-de-sucre-6bajas. Las habitaciones disponían de cómodas camas de madera con colchas de damasco de lana, catres dorados y con arcos de hierro, armarios de pesada madera, baúles llenos de chales asiáticos y leontinas de pelo, así como arcones llenos de doblones y escudos de oro. Supersticioso, Sucre consideraba como de buen augurio al número ocho, por lo que varios de los objetos que detentaba, así como las columnas del patio de su casa, eran de forma octogonal. Entre sus creencias, se hacía retratar de perfil, ya que la nariz alargada, en el imaginario de su época, era sinónimo de status social.

museo-casa-de-sucre-3En 1830, cuando regresaba a Quito tras el fracaso del Congreso que intentó evitar la disolución de la Gran Colombia, Sucre fue asesinado en las montañas de Berruecos, a la edad de 35 años. La joven Marquesa recuperaría el cuerpo de su esposo y lo mantendría escondido durante dos años bajo el altar de la capilla del Palacio de El Deán, para después trasladarlo en secreto al monasterio de El Carmen Bajo, evitando así la profanación de sus restos por parte de los enemigos políticos que ella creía habían planeado el atentado. El 15 de noviembre de 1831 fallece la niña Teresita Sucre Carcelén, única hija del matrimonio, a causa de fiebre intestinal (escarlatina).iglesia-y-convento-de-santo-domingo-3

El ingreso al Museo Casa de Sucre es gratuito (sólo piden el documento personal), y ofrece guías explicativos que acompañan al turista en su recorrida por el interior de la casa.

La construcción de la Iglesia y Convento de Santo Domingo se inició en el año 1540, cuando fue asignado el solar a la comunidad de padres dominicos. La obra se concluyó en 1688, frente a la plaza que lleva el mismo nombre, en donde existe una estatua del prócer Antonio José de Sucre. En el interior del templo se encuentran valiosas estructuras, como el altar mayor neogótico que fue colocado a finales del siglo iglesia-y-convento-de-santo-domingo-2XIX por dominicos italianos. El techo de la iglesia de estilo mudéjar, cuenta con pinturas de mártires de la Orden de Santo Domingo. La cubierta de la nave central está compuesta por una armadura recubierta en el interior por piezas de lacería. En el museo situado al lado norte del claustro bajo, se encuentran estupendas piezas de los grandes escultores quiteños tales como: el Santo Domingo de Guzmán del Padre Carlos, el San Juan de Dios de Caspicara, y el Santo Tomás de Aquino de Legarda. Una de las joyas barrocas del siglo XVIII que se cuida celosamente es la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, la cual constituye un baluarte de la arquitectura de Quito. Esta capilla fue construida junto a la iglesia, del lado del evangelio. En ella se fundó la más importante cofradía de la ciudad de Quito.

Muy cerca de allí, el Museo Manuela Sáenz funciona en una casa antigua en pleno museo-manuela-saenzbarrio de San Marcos, cuyo estilo colonial data del año 1780. Este museo difunde la memoria de la compañera de Bolívar, la Libertadora, destacada mujer que luchó por la independencia. El Museo conserva los objetos y documentos personales de Manuela, como postales y libros. También exhibe otros bienes artísticos como porcelanas, tallas en marfil chinas y africanas, esculturas y cuadros coloniales y republicanos ecuatorianos. En cada sala, las armas, monedas y documentos rememoran la lucha del Ecuador por lograr su independencia de la Corona española. Así mismo, se pueden encontrar objetos que pertenecieron a Simón Bolívar. santa-catalinaEntre ellos, un revólver, en cuya empuñadura están las iniciales SB, y un poncho de rayas azules y amarillas. También las pinturas y escritos que fueron rescatados del fuego cuando Sáenz murió en Paita, Perú, en 1856. Los libros y documentos históricos, unas 600 carillas, también son parte de la riqueza histórica y cultural. Desde los ventanales del museo, hacia la calle Junín, se observan los muros del convento de las monjas de Santa Catalina (foto) donde Manuela creció bajo la tutela de las religiosas durante sus primeros cuatro años, por encargo de su padre Simón Sáenz.

Tan antiguo como la mayoría de claustros y conventos quiteños, el conjunto iglesia-de-la-mercedmonumental de La Merced contribuye con piezas originales al patrimonio de la capital. Bastan tres ejemplos: en su torre de 47 metros, de motivos moriscos, hay un reloj inglés, de luna negra, de 1817; allí, empotrada, existe una colosal campana de 2 m de alto y 2 m de diámetro; y el altar mayor de pan de oro -en el que habita la Virgen de La Merced- atribuido a Bernardo de Legarda. Esta virgen es la patrona de las Fuerzas Armadas: a los laterales del altar se aprecian pendones de las tres ramas militares. La placa colocada en la fachada señala que fue construida en el siglo XVII por el alarife mayor José Ortiz. El convento, de dos pisos, ha resistido temblores y erupciones.

museo-guayasamin-capilla-del-hombreEl mediodía siguiente decidí visitar el museo del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, pintor, dibujante y muralista que retrató con maestría los rostros del sufrimiento latinoamericano víctima de las dictaduras y las luchas intestinas. Volví a viajar en trole hasta el tranquilo y alejado barrio quiteño de Bellavista, y desde allí un taxi (por U$S 1,5) me depositó en la entrada del predio del Museo Guayasamín, al que el artista denominó Capilla del Hombre. Con el objetivo de asegurar la preservación de los bienes culturales y colecciones cedidos por el artista y de velar por su propósito de beneficio colectivo y carácter popular, el autor (fallecido en 1999) y su familia había decidido en 1976 crear la Fundación que también lleva su nombre. El museo-guayasamin-arbol-de-la-vida-3complejo tiene dos partes bien visibles: el predio Capilla del Hombre expone las grandes colecciones que constituyen su obra; y la Casa del artista, con el taller en donde realizaba sus trabajos. En este predio, está el árbol debajo del cual yacen sus restos, por pedido expreso del propio Guayasamín. Es conocido como El Árbol de la Vida (foto derecha)

El artista conoció y retrató a varias personalidades de su tiempo: fue asistente del maestro mexicano José Clemente Orozco, amigo de Pablo Neruda, Fidel Castro y Gabriel García Márquez. Retrató a los hermanos Fidel y Raúl Castro, a Paco de Lucía, a Mercedes Sosa, al rey Juan Carlos de museo-guayasaminEspaña y a la princesa Carolina de Mónaco. Guayasamín reunió en su obra la fuerza de la temática indígena con los logros de las vanguardias de principios de siglo, especialmente el cubismo y el expresionismo, elementos que se advierten en el mural en mosaico de cristal veneciano denominado Homenaje al Hombre Americano, que realizó en 1954 para el Centro Simón Bolívar de la ciudad de Caracas. Es el autor del mural principal de la sede permanente del Parlamento Latinoamericano, que se inauguró en septiembre de 1992. Ese año recibió el premio Eugenio Espejo, el principal galardón cultural otorgado por el Gobierno ecuatoriano. En 1993 viajó inauguró en carondelet-interior-8Cuba su casa-museo en La Habana. Durante 1958 realizó dos importantes murales en el Ecuador: El descubrimiento del Río Amazonas, realizado en mosaico veneciano, que se encuentra en el Palacio de Gobierno de Quito (foto derecha), y el mural Historia del Hombre y la Cultura, para la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central del Ecuador.

Pero su obra es vasta y potente. La denominada Primera época, recopilada por la Fundación, reúne obras pintadas antes de su primera sinfonía, El Camino del Llanto, a la cual le seguirían otras series. El artista viaja por América del Sur, visita Perú, Bolivia, museo-guayasamin-3Argentina, Uruguay, Brasil y como resultado pinta la serie Huacayñán (palabra quichua que significa “Camino del Llanto”), compuesta de 103 cuadros realizados de 1946 a 1952. Es una visión de los pueblos mestizos, indios y negros, con sus culturas y expresiones de alegría, tristeza, tradición, identidad, religión, sobre todo de los países andinos. Así define el pintor al nombre de su serie artística: “La traducción de ‘huacayñán’ al español tiene varias interpretaciones. La más profunda, que me han dado los indios, es ‘el camino por dónde camina la lágrima’, el pliegue del párpado inferior, antes de rodar por la mejilla. Otra interpretación dice que la palabra expresa la museo-guayasamin-5separación de dos amigos, o de una mujer y un hombre, cuando se despiden para no verse más y no hay lágrimas… En quechua, no volver a verse jamás es huacayñán. De modo que es ambas cosas a la vez: los ojos que comienzan a humedecerse, antes de que salga el llanto, y la imposibilidad de llorar, cuando todo el cuerpo se lava de lágrimas y quedan los ojos secos” (Fuente: Capilla del Hombre

Los conflictos bélicos y la injusticia social, lo llevaron a pintar en los años ‘60 La Edad de la Ira. Con esta colección, Guayasamín realiza exposiciones alrededor de Europa y América, sacudiendo la conciencia de la humanidad. Muestra la tragedia del siglo XX, las guerras, las torturas y el dolor que producían los dictadores, la angustia de las madres que perdieron a sus hijos. Denuncia la violencia del hombre contra el hombre.

museo-guayasamin-2

Museo Casa de Oswaldo Guayasamín

Mientras vivo siempre te recuerdo: es la tercera gran serie o etapa, también conocida como La Edad de la Ternura, es una serie que Guayasamín dedica a su madre y las madres del mundo; y en cuyos cuadros podemos apreciar colores más vivos que reflejan el amor y la ternura entre madres e hijos, y la inocencia de los niños.

museo-guayasamin-capilla-del-hombre-2Además de las tres series, el artista pintó paisajes y naturalezas muertas, alrededor de 250 paisajes de Quito tomadas como descripciones conceptuales. “En los cuadros antiguos –expresó el autor– los de joven pintor que busca, que está experimentando, todavía hay algo en el paisaje. Pero los reciente –ese animal que es la montaña y la ciudad que vive abajo- son puramente expresión de mi estado de ánimo: así salen unos Quitos rosados, llenos de luz; a veces un Quito negro, uno rojo, o ese Quito terrible, que tiene un cielo rojo, desde donde se derrama el rojo hasta abajo”. Además realizó murales en distintas sam_3321técnicas: fresco, óleo, mosaicos de cristal de Venecia y acrílico. Y también fue autor de múltiples esculturas, desde pequeñas figuras, cabezas, torsos desnudos, fuentes: sus temáticas abarcan toda la gama de posibilidades plásticas; algunas son obras realistas, llenas de movimiento y con un marcado carácter psicológico, otras de patetismo heroico, o inspiradas en el arte precolombino, con rasgos particulares como nariz amplia, ojos oblicuos y boca con grandes labios. Breve Crónica: Playa Girón

sam_3182Reservé para mi último día de estadía en la capital ecuatoriana algunas visitas. El Panecillo es una elevación natural (3035 metros snm) enclavado en el corazón mismo de la ciudad, es uno de los sitios más visitados de la ciudad y el más importante mirador natural de la ciudad, desde el que se puede apreciar la disposición urbana de la capital ecuatoriana, desde su centro histórico y hacia los extremos norte y sur. El Panecillo está coronado por una escultura gigante de aluminio de la Virgen de Quito, creada por el virgen-del-panecillo-1español Agustín de la Herrán Matorras, el cual se basó en la obra compuesta por Bernardo de Legarda, uno de los más importantes representantes de la Escuela quiteña. La escultura es una réplica de la de 30 centímetros realizada por Legarda y que se encuentra en el altar mayor de la iglesia de San Francisco.

Muy cerca del centro histórico (U$S 2 en taxi) me dirigí al mirador del cerro, que simboliza la división entre norte y sur de la ciudad. La escultura de la Virgen de Quito (conocida también como Virgen del Panecillo) (foto derecha) tiene 45 metros de alto, y está construida con alrededor de siete mil piezas de aluminio. Se puede subir por su interior para alcanzar una vista aun más espectacular de la ciudad.

sam_3297

Vista de Quito desde el Panecillo

De acuerdo a una leyenda, en tiempos preincaicos, miembros de la cultura Karas virgen-del-panecillo-3construyeron ahí un templo en honor al sol y uno en honor a la luna en San Juan, la loma levantada al costado opuesto.El general inca Rumiñahui habría destruido estos dos templos cuando sus tropas fueron forzadas a retroceder por el ejército español. Otro nombre con el cual se le denominaba en tiempos prehispánicos fue Yavirac. Luego fue utilizado como sitio de defensa de las tropas coloniales durante la batalla de Pichincha, el 24 de mayo de 1822. También hay puestos de comidas tradicionales, restaurantes, artesanías, juegos infantiles, etc.-museo-de-la-ciudad

El Museo de la Ciudad está ubicado en el edificio más antiguo de Quito, que data de 1565. Se puede visitar entre el martes y domingos de 09:30 a 17:30. Se encuentra dentro de los históricos muros del Hospital de la Misericordia, hoy llamado Hospital San Juan de Dios. Aparte de diferentes obras y objetos de exhibición, exposiciones fotográficas, se pueden apreciar los testimonios de la vida cotidiana.

teatro-nacional-sucre-1El Teatro Nacional Sucre es uno de los más antiguos teatros de ópera de Sudamérica y de la ciudad de Quito, además del más prestigioso teatro del Ecuador. Fue construido entre 1879 y 1886 por orden del presidente Ignacio de Veintimilla, siguiendo un modelo de inspiración europea, pues se trata de un teatro a la italiana. Antes de su creación, se encontraba allí el Mercado de las Carnicerías o Matadero. Expresa el carácter neoclásico que reinaba en la época en que fue construido. El diseño del proyecto lo realizó el arquitecto alemán teatro-nacional-sucre-2Francisco Schmidt, y su estilo recuerda las grandes casas de ópera europeas, en las que se evidenciaba el llamado teatro de herradura, por el sistema de palcos que las componían. El frontón está decorado con un friso dorado en cuyo centro destaca la imagen del dios griego Apolo y las 9 Musas Canónicas. En los costados del frontón del Teatro, se puede ver dos grifos uno a cada lado, criaturas mitológicas asociadas con Apolo, que parecen custodiar el Teatro. Tiene capacidad para ochocientos espectadores.

encebolladoLa gastronomía quiteña es de una gran diversidad, desde los platos elaborados a base de papas hasta los preparados en carne, pollo o pescado. Desde el locro de papas, pasando por el encebollado (un plato nacional, muy usual en el desayuno de los ecuatorianos) (foto), los ceviches, motes con chicharrón, seco de pollo o chivo, mariscos, etc. El encebollado, el plato de bandera de la cocina ecuatoriana, es un caldo de pescado –usualmente albacora, picudo o atún- que contiene yuca y cebolla colorada. Suele pernil-de-cerdoservirse acompañado de arroz o pan, y aderezado con gotas de limón y con ají. Se le atribuye la capacidad de atenuar los efectos de la resaca. Es originario de la costa ecuatoriana (Guayaquil).

Las verduras se preparan en diferentes formas: el arroz, el plátano verde o maduro, la yuca, la salsa de maní (cacahuate) tostado y molido. El maíz se suele comer en las muy populares tortillas conocidas como bonitísimas: cocinan los choclos (elotes) en agua y sal, las mazamorras y los comen con queso fresco. Los frijoles acompañan muchos de sus platos. El puré de papas lo sirven de quimbolitobase para platos como los llapingachos (tortillas asadas de papa o yuca) o los locros. El plátano verde suele comerse frito, en forma de chifles (en rodajas fritas), patacones o hervido, se prepara salado y es de consistencia dura. El plátano maduro suele comerse frito o hervido, tiene un sabor más dulce y una consistencia más suave, y el banano se come preferentemente crudo, como fruta, aunque también hay una variedad de bebidas y postres preparados a base del mismo. También se consumen las sopas de habas, las empanadas (de morocho –un tipo de maíz–, de viento), las humitas, los tamales, los quimbolitos (pasteles elaborados con harina de maíz, mantequilla, huevo, queso, pasas de uva, cocidos al vapor y envueltos en hojas de guanabanaachira) (foto arriba). Las frutas son ricas y nutritivas: se destacan el mango, la piña, la papaya, el maracuyá, la uvilla, la guanábana (foto derecha) (destacada por sus propiedades contra el cáncer) y el aguacate o palta, entre otros.

El cacao es una fruta tropical, oriunda del Litoral y la Amazonía ecuatoriana. Es un árbol con flores pequeñas, con una mazorca que contiene granos cubiertos de una pulpa rica en azúcar. En el país se cultivan dos tipos cacao-1de cacao: el Cacao CCN-51 y el denominado Cacao Nacional. Es un Cacao Fino de Aroma conocido como Arriba, desde la época colonial. Ecuador es el país con la mayor participación en este segmento del mercado mundial (un 63% de acuerdo con las estadísticas de ProEcuador). Otro dato muy importante es que en el 2011, el país recibió el premio al”mejor cacao por su calidad oral” y “mejor grano de cacao por región geográfica” en el Salón du Chocolat en París, Francia. Ver más en: Cacao ecuatoriano

Las calles de Quito, en especial las del centro histórico, están abarrotadas de lustrabotasvendedores informales que ofrecen sus mercaderías en un heterogéneo coro polifónico: desde frutas, refrescos, variedades de porotos y legumbres, caldos, helados, hasta objetos diversos como suvenires, prendas, artesanías, cuadros, etc.- En la Plaza Grande pueden verse, junto a la recova del Palacio Arzobispal, a niños con su cajita de lustrabotas, (foto derecha) ofreciendo su servicio: están todos los días, en algún puesto fijo o deambulando por el centro. Los domingos, en horas de la mañana y mediodía, algunas calles del casco histórico son vedadas al tránsito para convertirse en fiesta-popular-domingopeatonales, en donde la gente se reúne en torno a una variedad de cantantes en vivo, bailes populares (foto izquierda), comidas y paseos en bicicleta. Ese día, las iglesias están abarrotadas de fieles durante las misas, lo que demuestra la aptitud religiosa del pueblo ecuatoriano.

Las calles del centro son angostas, pintorescas y muy limpias. La higiene me ha llamado la atención: pese a la intensa venta informal, las calles y veredas lucen limpias y despejadas de basura. Todos los comercios mantienen un mismo estilo en su fachada, coherente con su política de edificación histórica. La vigilancia es muy visible en el centro histórico. sam_3361La población es mayoritariamente mestiza (alrededor del 70%); el porcentaje de nativos (pueblos originarios) es del 7%, aproximadamente igual al de los afrodescendientes; el resto, caucásicos y montubios (rurales del interior de las provincias de la costa ecuatoriana, en su mayoría blancos con un margen menor de mestizaje). El habitante de Quito me ha resultado particularmente amable y cordial. De un carácter apacible, el quiteño posee las características de todo pueblo de montaña: afabilidad, sencillez, sosiego. La temperatura suele ser de agradable a centro-cultural-metropolitanocalurosa en esta época del año (agosto): por las mañanas y luego de las seis de la tarde, fresca (entre 15° y 18°). A partir de media mañana hasta entrada la tarde, hay que sacarse cualquier abrigo liviano: supera los 25°.

La situación socioeconómica del país atraviesa algunas dificultades: el propio presidente de la Nación, el economista Rafael Correa, sostuvo en una entrevista para la televisión ecuatoriana que el país vivió durante los últimos meses una situación a la que denominó tormenta perfecta: la baja de los precios del petróleo, la apreciación del dólar –la moneda de circulación nacional- respecto de algunas monedas de naciones con las que Ecuador tiene intercambios comerciales, plaza-grande-3sumado al terremoto producido en abril de este año en la provincia de Manabí -lo cual produjo enormes pérdidas humanas y económicas- han sido un combo perfecto que ha contribuido a dañar la situación en el país. Un amplio sector de la población ha apoyado y apoya sus políticas: el alto crecimiento económico y la distribución de los ingresos, así como las obras públicas desarrolladas en los últimos años; por cierto también existen los detractores de su gestión. En las calles se debate sobre política: en las plazas, en los puestos de diarios, noté una saludable tendencia a tratar los temas de interés nacional, sin eludir todo tipo de polémicas. También se debate sobre las ofertas periodísticas, según el tipo de prensa que aplaude o critica al gobierno, una controversia que aparece como peculiar en todos los países latinoamericanos.

sam_3386Mi último día en Quito partí temprano: en la Plaza de Santo Domingo, frente a la cual me hospedaba, abordé el Ecovía (un sistema de autobuses biarticulados) que, por U$S 0.25, me trasladó hasta la moderna terminal terrestre Quitumbe (foto izquierda), la principal estación de autobuses de transporte interprovincial de Quito. Fue fundada en 2008, y está ubicada al sur de la ciudad: tiene patio de comidas, locales comerciales, información turística y agencias bancarias, siendo una de las principales estaciones del sistema Metrobus Q. Allí compré el pasaje (U$S 11) en la empresa de buses Ecuador que me conduciría a la ciudad de Guayaquil, sam_3395mi siguiente destino, al sur del país.

El viaje es de ocho horas, con una parada de alrededor de treinta minutos para almorzar. El recorrido también es una encantadora manera de conocer un país: el paisaje que divisé a lo largo de los casi 400 km que separan a ambas ciudades pude fácilmente condensarlo en tres tipos: el primero, saliendo de Quito y durante al menos dos horas, un singular paisaje montañoso, con mucha vegetación y espléndidas vistas. El segundo, entrando en la llanura, un típico paisaje tropical: tupida vegetación y preeminencia de cultivos propios de la Costa Ecuatoriana: bananos en mayor sam_3400medida, cacaotales (Ecuador es el sexto productor de este grano en el mundo y el primer país productor de cacao fino de aroma) y café. El tercero, ya en plena llanura, más cerca de Guayaquil, con preeminencia de maíz y arroz.

Poco después de las cinco de la tarde el bus ingresó a la también moderna terminal terrestre de Guayaquil, muy cerca del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, y a unos 15 minutos del centro de la ciudad. Desde allí, en autobús por la Metrovía (U$S 0.25) llegué rápidamente a mi destino: un hotel ubicado frente al Parque Seminario (o Plaza de las Iguanas) y la Catedral, en pleno centro de Guayaquil. Una rápida recorrida por las cercanías y una cena temprana para iniciar, ya al día siguiente, la próxima etapa de mi viaje.

CUENCAcuenca-ida-desde-guayaquil

La primera mañana en Guayaquil desayuné temprano y salí a buscar alguna agencia de viaje. El objetivo: conocer la ciudad de Cuenca. Como casi todos los comercios abren sus puertas después de las nueve de la mañana, debí hacer tiempo recorriendo algunos sitios del centro histórico. Hasta que, de pura casualidad, me topé con una persona que suele hacer este tipo de viajes por cuenta propia. Gerardo Navarrete, un guayaquileño de unos cincuenta años, muy extrovertido y cortés, ofreció sus servicios para llevarme a Cuenca por un precio conveniente, recorrer durante algunas horas la ciudad y retornar al hotel.

cuenca-parque-nacional-el-cajas-2Acordado todo, partimos con su Chevrolet Aveo modelo 2013 rumbo a la capital de la provincia del Azuay, en la parte meridional de la cordillera andina ecuatoriana. La mayor parte del recorrido de los casi doscientos kilómetros que nos separaba de Cuenca es montañoso: una carretera en muy buen estado para un camino sinuoso y, por momentos, con una densa niebla y alguna escasa llovizna. El paisaje es de una gran belleza y, en algunos tramos, nos detuvimos a tomar algunas fotografías, en especial cuando vislumbrábamos alguna hoya o espejos de agua. A 33 kilómetros de la ciudad de Cuenca se encuentra el Parque Nacional El Cajas, cuenca-parque-nacional-el-cajasformado por grandes elevaciones que tienen en su interior sistemas lacustres como cajas interconectadas, de aquí su nombre. En el área no existe una marcada regularidad del clima; se dan frecuentes heladas y hay presencia permanente de lloviznas y neblina. El parque tiene más de 2000 cuerpos de agua, entre las que se destacan 178 lagunas, muchas de ellas interconectadas. Cuenta con senderos para recorrer (incluyendo 4 km. restaurados pertenecientes al mítico Camino del Inca), miradores naturales y sectores para acampar y disfrutar sus paisajes de páramos y bosques. Existen animales silvestres como llamas, conejos de monte, cabras. Entre sus lagunas se admiran curiquingues, gaviotas andinas y otras aves del páramo. Su extensión es de 29 000 hectáreas, y se pueden realizar caminatas, cabalgatas, camping, pesca deportiva (es legal pero cobran por piezas obtenidas) y observación de aves.

cuenca-1Cerca del mediodía arribamos a la ciudad, por cierto mucho más pequeña que Guayaquil y Quito. Un centro comercial e histórico muy bien cuidado, prolijo y atractivo. Con poco más de seiscientos mil habitantes, Cuenca es llamada la Atenas del Ecuador por su arquitectura, su diversidad cultural, su aporte a las artes, ciencias y letras. El centro histórico es uno de los mejores conservados y más grandes del país. Es un conglomerado en donde se mezcla la arquitectura, las flores, las artesanías, los tejidos, la cerámica y la platería, entre otros atractivos. Por su semejanza con la ciudad homónima de España, Santa Ana de los Cuatro Ríos de Cuenca fue fundada oficialmente en 1557.

En 1778 el primer censo real en la ciudad arrojó como resultado la cifra de 18 916 sam_3481habitantes, de los cuales 13000 estaban en la zona Urbana y casi 6000 en la zona rural. El 10% de la población eran españoles de sangre pura, el 22% mestizos, los indígenas constituían la mayoría de la población con el 67% y los negros, el 1%. Durante los tres siglos de la era colonial se consolidó una personalidad mestiza de interesantes rasgos: sensible, conservadora de sus bienes, tranquila y laboriosa, que se enriqueció, particularmente, por el comercio de sus artesanías, en especial de sus tejidos, y por la explotación y trabajo de los metales. Durante este periodo la ciudad tomó como modelo arquitectónico el de la región de Andalucía, en España.

cuenca-catedralEn 1885 se inicia la construcción en el centro de la ciudad de la Nueva Catedral de Cuenca, también llamada Catedral de la Inmaculada Concepción, que no sería completada hasta 1975. Los planos de la catedral fueron elaborados por el alemán Juan Bautista Stiehle, quien diseñó un templo de dimensiones colosales, sin embargo nunca se llegó a construir la catedral como indicaban los planos debido al excesivo peso del techo. Hoy en día es uno de los íconos de la ciudad. En las últimas décadas Cuenca empezó a tener un importante crecimiento físico y poblacional. Para 1964, el área urbana de la ciudad tenía cerca de 80.000 habitantes y ocupaba una superficie de aproximadamentecuenca-2 10 km². Situada a 2550 metros sobre el nivel del mar, la ciudad que ya había rebasado los límites del río Tomebamba y de la Calle Larga (que hoy en día separan la parte antigua de la parte moderna de la ciudad) continuó su expansión en todas direcciones. En los años 2000 se inició el proceso de recuperación de su patrimonio, en especial en el Centro Histórico. En él se encuentran sus majestuosas iglesias, las estrechas calles dominando el paisaje por las cúpulas celestes de la Catedral Nueva y unas muy vistosas casas coloniales hasta el “Barranco”, un accidente natural y límite entre el centro histórico y la parte moderna de Cuenca, en donde existen edificios modernos y barrios residenciales, centros comerciales y amplias avenidas; Cuenca está cuenca-5atravesada en varios sectores por los ríos Tomebamba, Yanuncay, Tarqui y Machángara. Estos ríos se unen al noreste de la ciudad y forman el río Cuenca.

En los últimos años, Cuenca ha tenido una alta emigración al exterior -en especial a partir de la crisis financiera de 1999- a Estados Unidos, España e Italia; muchos migrantes con sus remesas han logrado que mejoren las condiciones de vida de sus familias, especialmente en el área rural, y son una fuente importante de ingresos para el presupuesto nacional. Sin embargo, este fenómeno también ha contribuido a que en la ciudad exista un mayor número de mujeres que de hombres, debido a que el 66% de las personas que emigran son hombres. Los cuencanos proceden de una rica herencia étnica formada por cuenca-8pueblos originarios como los Cañaris e Incas, y los españoles que llegaron durante la colonización; en una cantidad mucho menor, afrodescendientes. El personaje típico de la ciudad también nace de esta mezcla, la llamada Chola cuencana, antiguamente se trataba de las mujeres campesinas dedicadas a labores agropecuarias, aunque ahora también es común verlas en la ciudad, y es producto del mestizaje entre indígenas de la región y los españoles.

En el centro histórico hay una gran cantidad de iglesias y templos religiosos en un espacio relativamente reducido. Dentro de sus construcciones hay estilos y detalles cuenca-catedral-antiguaneoclásicos y barrocos en las fachadas. Materiales como el ladrillo y el mármol se pueden apreciar en las fachadas de la Catedral Nueva y de la iglesia de San Blas, y también obras basadas en  estilo gótico. Algunas de estas iglesias también tienen piedra extraída directamente de algunos de los antiguos sitios incas de la antigua Tomebamba. Los dos templos más antiguos son los que pertenecen a los Monasterios de las Conceptas y de la Asunción, que datan de las primeras décadas de existencia de la ciudad. Las más conocidas son la Catedral Nueva o Catedral de la Inmaculada Concepción y la Catedral Vieja (foto arriba izquierda) o Iglesia de El Sagrario; sin embargo, existen muchas más, incluyendo algunas que ya no están en uso como cuenca-7-iglesia-de-santo-domingocentros religiosos, sino como museos. Junto a la Plaza de las Flores se encuentra la Iglesia de Carmen de la Asunción. La de Santo Domingo (foto derecha) es la segunda en tamaño después de la Catedral Nueva. También está la parroquia de Turi, que es un mirador de la ciudad; en la parroquia de Baños hay aguas termales y en la del Valle una de las colinas más altas de Cuenca, desde donde se divisa en forma panorámica la ciudad. La plaza Abdón Calderón alberga tanto la vieja catedral, que comenzó a construirse en 1557, el año en el que se fundó la ciudad, como la Catedral de la Inmaculada Concepción, que data de 1885 y se caracteriza por su cúpula azul.

cuenca-museo-de-arte-modernoTambién son numerosos los museos. Entre ellos, el Museo Municipal de Arte Moderno (foto izquierda) funciona en un edificio construido en 1876, que fue escuela, cárcel de varones y también centro de rehabilitación de alcohólicos. En la actualidad en este museo se celebra la reconocida Bienal de Cuenca. El de la Antigua Catedral es un museo de arte religioso; el Museo del sombrero de paja toquilla: estos sombreros, también conocidos como Sombreros Panamá, son un elemento típico de Cuenca, siendo uno de los principales fabricantes. El Museo de las Culturas aborígenes cuenta con más de 8000 piezas arqueológicas. El Centro Interamericano de Artes Populares posee cerca de siete mil piezas de colección, en especial, artesanías de varios países
latinoamericanos.sam_3477

Muchos de los hoteles de Cuenca fueron casas y mansiones coloniales adaptadas. Este sólo hecho ya las vuelve atractivas debido a sus mobiliarios y arquitectura colonial. Aunque la mayoría de los sitios de interés de Cuenca son iglesias, parques y museos, existen atractivas actividades al aire libre, como el ya mencionado Parque Nacional El Cajas, que ofrece a sus visitantes espectaculares oportunidades de hacer senderismo; también es posible realizar ciclismo de montaña en sus cientos de millas de senderos poco frecuentados.

cuenca-mercado-2Es cierto que la ciudad amerita una visita en tiempo mucho mayor. No obstante, hicimos una recorrida por el colorido centro, y almorzamos en el Mercado 10 de Agosto (foto izquierda), donde degustamos el lechón horneado, típico del lugar. Variedad de frutas y verduras, tortillas de papas y mote, el nombre genérico que se le dan a las legumbres cocidas en agua. En la planta alta del mercado, hay algunos restaurantes y negocios en donde se come bien a muy bajo costo: por ejemplo, un plato de lechón con ensaladas y legumbres, muy abundante, más una gaseosa, por US$ 5.

Luego de una visita al Museo Municipal de Arte Moderno y alguna que otra caminata sam_3492
sin alejarnos del centro histórico, decidimos desandar el regreso, que nos llevaría unas tres horas, con la intención de arribar a Guayaquil antes del anochecer. El viaje fue relajado, ilustrativo y entretenido: animoso, Gerardo me contó sus historias de vida y charlamos sobre las costumbres y las experiencias personales, el fútbol –referencia inevitable- las mujeres y los hijos. Llegué al hotel cerca de las 19 horas, me preparé para ir a cenar y relajarme un rato en el Malecón. Al otro día, bien temprano, me esperaba la aventura de recorrer la ciudad.

GUAYAQUIL

sam_3688Es la ciudad más poblada y más grande de Ecuador, con más de tres millones de habitantes en su área metropolitana. Es la cabecera cantonal del cantón homónimo y la capital de la provincia del Guayas; localizada en la costa del Pacífico, en la región litoral, el este de la ciudad está a orillas del río Guayas, a unos 20 kilómetros de su desembocadura en el Océano Pacífico. Fundada en 1547 como astillero y puerto comercial al servicio de la Corona española con el nombre de Santiago de Guayaquil, luego de varios otros intentos de fundación, ha servido de punto principal en la economía de la nación. Ha sido sede de grandes revoluciones y levantamientos a losam_3657
largo de la historia, siendo la primera ciudad ecuatoriana en obtener de forma definitiva su independencia de España en 1820. Su puerto es uno de los más importantes de la costa del Pacífico oriental. El 70% de las exportaciones privadas del país sale desde allí, ingresando el 83% de las importaciones. Además, por su posición de centro comercial, tradicionalmente se la conoce como la capital económica del país, debido a la cantidad de empresas, fábricas y locales comerciales que existen en toda la ciudad.

sam_3624En el período colonial, Guayaquil empezó a crecer desde el Cerro Santa Ana, ubicado al nordeste de la ciudad, y al lado del tradicional Barrio Las Peñas. Llamado antiguamente Cerrito Verde, el Cerro Santa Ana es el sitio en donde nació la ciudad. De 310 metros de altura, en la actualidad cuenta con restaurantes, cafés, galerías de arte y tiendas de artesanías; desde su sitio más elevado posee una hermosa vista de la ciudad. Para llegar a la cumbre del Cerro, hay que subir los 444 escalones (numerados) hasta el lugar en donde se encuentra el Faro, la Plaza de Honores, el Museo Abierto y la capilla Santa Ana.guayaquil-faro-3

El Faro fue construido en el año 2002 y tiene una altura de 85 metros. Cuenta con una escalinata interna desde la cual se accede a una terraza, punto estratégico para observar la ciudad. Su construcción en la cima del cerro rescata el significado del primer faro edificado en la Isla de Santa Clara o Isla del Muerto. En el siglo XIX, el río Guayas era la principal vía de acceso, por lo que fue construido para aviso y resguardo de los navegantes.

guayaquil-capilla-3El diseño de la Capilla de Santa Ana mezcla estilos asimilados por la América colonial y clasicistas, en su fachada tiene un frontispicio, columnas salomónicas y falso balcón. Para su construcción se han utilizado materiales como el chanul, una madera típica de la región, que por su dureza resiste las plagas de la humedad de la zona. Se pueden apreciar unos hermosos vitrales, muchos de los cuales representan la pasión y crucifixión de Jesús.guayaquil-fortin-de-santa-ana

En el Museo Abierto (foto derecha) encontramos parte de los restos de los cimientos del Castillo,
Fuerte y Fortín de San Carlos, fundado en 1629 y considerado como la única defensa militar de Guayaquil contra los continuos ataques piratas. Además, se conservan armas y herramientas utilizadas en la vida del puerto.

guayaquil-barrio-las-penasLas Peñas es un barrio emblemático de la ciudad, reconocido por su estilo arquitectónico colonial. Se encuentra ubicado en las faldas del Cerro Santa Ana y su nombre se debe justamente a la cantidad de peñascos que tenía el cerro al momento en que los españoles se asentaron allí, en el siglo XVI. En sus inicios era sitio de pescadores y artesanos, pero a partir del boom cacaotero de los años 20 el sector fue poco a poco ocupado por hacendados acaudalados, los que construyeron la mayoría de las casas de estilo sam_3625aristocrático que se encuentran en el sitio, algunas de las cuales tienen alrededor de cien años. En el siglo XVIII fue un barrio de clase media, y luego del último incendio de 1902 debió ser reconstruida su arquitectura original. Allí vivieron personajes ilustres de la política y la cultura nacional, e incluso el Che Guevara estuvo hospedado circunstancialmente por el barrio.

sam_3687Muy cerca de allí se encuentra el Malecón Simón Bolívar –o Malecón 2000– visita obligada para cualquier turista. Ubicado junto al río Guayas, es un proyecto de regeneración urbana del antiguo Malecón Simón Bolívar, de 2.5 km de extensión, en el que se puede disfrutar de los grandes monumentos de la historia de Guayaquil, como el Hemiciclo de la Rotonda, museos, jardines, lagunas artificiales, miradores, fuentes, centro comercial, bares y patios de comida, monumentos históricos como La Rotonda, la Torre Morisca (foto derecha), la Aurora Gloriosa y la estatua al poeta José Joaquín de Olmedo, el guayaquil-malecon-torre-moriscaprimer cine IMAX de Sudamérica, así como los muelles desde donde abordar embarcaciones para realizar paseos diurnos y nocturnos por el río. Fue originalmente conocido como Calle de la Orilla, posteriormente se denominó Simón Bolívar; sin embargo para el año 2000 la Municipalidad decidió reconstruirlo y mejorarlo, con la idea de convertirlo en un lugar turístico, desde este momento lo conocemos como Malecón 2000.

Está dividido en sectores: el sector Norte está dedicado al entretenimiento y esparcimiento, con juegos para niños, áreas de descanso, ejercicio y restaurantes y bares. El área de juegos cuenta con una torre mirador, tobogán, resbaladeras, puentes colgantes, hamacas y carruseles, y se ha diseñado además una pista de patinaje. La zona de ejercicios está dotada de equipos para aeróbicos y ejercicios al aire libre. En los Jardines se sam_3441encuentran una diversidad de especies vegetales nativas. El sector Centro es el lugar en donde se encuentra la Plaza Cívica con una galería que honra a los personajes más destacados en la historia de Guayaquil. Se puede admirar monumentos y esculturas, inclusive cuatro de ellas que representan los elementos de la naturaleza: aire, agua, fuego y tierra. El Yacht Club de Guayaquil y el Club Naval se encuentran en este sector. En el sector Sur está la Plaza Olmedo, con el monumento al guayaquil-malecon-monumento-a-olmedoprócer José Joaquín de Olmedo (foto derecha), primer alcalde de la Ciudad y Precursor de la Revolución del 9 de Octubre de 1820. Está situado sobre una base alegórica con un conjunto de piletas cilíndricas que realzan el entorno. También en este Sector se hallan el Centro Comercial junto a locales de comidas y, además, el Mercado Sur, también conocido como Palacio de Cristal.

guayaquil-malecon-hemiciclo-de-la-rotondaEl Hemiciclo de la Rotonda fue creado para conmemorar la célebre Entrevista de Guayaquil, acontecimiento en el cual los libertadores Simón Bolívar y José de San Martín tuvieron un encuentro en la ciudad el 26 de julio de 1822, con el objetivo de decidir el futuro de la Provincia Libre de Guayaquil y de la independencia sudamericana. Fue inaugurado en 1938. Por su importancia geopolítica y su condición de puerto abrigado y astillero mayor del sur, Guayaquil fue el escenario del único encuentro de estos dos próceres. Los antecedentes del Monumento se remontan al 16 de Agosto de 1913, cuando el Congreso Nacional resolvió su construcción, guayaquil-malecon-hemiciclo-de-la-rotonda-1proyecto que luego fue archivado. Tres meses después, el 29 de noviembre de ese año, el Concejo Cantonal de Guayaquil decidió tomar la obra que demoró 25 años, hasta que en mayo de 1938 se hizo la entrega definitiva. La concepción del proyecto es del escultor español Juan Rovira, quien hace las columnas; la edificación de el Hemiciclo que rodea al monumento es de la Sociedad Constructora Nacional Fénix; los pilotes fueron implantados por el ingeniero Francisco Manrique Pacanis y la estatua es del español José Antonio Homs. El monumento fue declarado como Espacio Público sam_3452Saludable por la Organización Mundial de la Salud. Presenta a Bolívar y San Martín de pie, saludándose, vestidos con trajes militares en medio de un hemiciclo de diez pilares y diez columnas de mármol blanco de Carrara sobre la cual están izadas las banderas de los países sudamericanos que libertaron. De frente, hay una placa que contiene el nombre de algunas de las batallas en las que participaron los libertadores.sam_3441

Muy cerca de allí, dentro del Malecón, está la Torre del Reloj o Torre Morisca, con un estilo árabe-bizantino  con policromados y cúpula de escama color verde; su planta es octogonal y tiene una altura de 23 metros. Frete a ella, ya fuera del Malecón, se encuentra el Palacio Municipal de la ciudad.

En el sector de cines y restaurantes del guayaquil-malecon-rueda-moscovitaMalecón, en donde también se encuentra el Museo Antropológico de Arte Contemporáneo (MAAC) se erige la rueda moscovita gigante (foto izquierda), una noria de 55 metros de altura, giratoria e iluminada de noche, adjudicada por el municipio a la compañía Representaciones y Operaciones (Reprolimit) por un costo de poco más de cuatro millones de dólares, financiada a cuatro años. El concurso público para su construcción se inició en 2013.

En horas de la noche, cuando los comercios del centro de Guayaquil cierran sus guayaquil-maleconpuertas, el Malecón 2000 es el sitio obligado para recorrer y permanecer. Turistas y locales pasean a lo largo de su perímetro: es un sitio muy familiar, con mucha vigilancia, ideal para combatir el calor que de día inunda a los guayaquileños. Afuera, la ciudad parece desierta después de las 21:00 horas. En Quito me habían advertido que Guayaquil es una ciudad peligrosa, sobre todo en los suburbios, fuera del centro. De noche, el único lugar que recomiendan a los turistas es un paseo por el Malecón. Y, aunque me encontré con gente muy amable y solidaria, nunca está de más recordar las sugerencias.Una breve crónica: Malecon

guayaquil-parque-seminarioFrente al hotel en que me hospedé, a escasas cuadras del Malecón, se encuentra el Parque Seminario o de las Iguanas, llamada así por la gran cantidad de esos reptiles que se encuentran dispersos en su superficie. Ubicado en el sector Rocafuerte del centro guayaquileño, es el parque más antiguo de la ciudad. Fue originalmente la Plaza de Armas de la ciudad colonial; en su interior se puede apreciar una estatua ecuestre de Simón Bolívar (hecha de bronce sobre una base de mármol), así como también una gran variedad no sólo de iguanas, sino también de peces (en su lago interior), tortugas y hasta algunas simpáticas ardillas. Cerca del mediodía las iguanas guayaquil-parque-seminario-1descienden de los añosos árboles a alimentarse y tomar sol. El parque fue inaugurado el 25 de julio de 1895, por el entonces presidente de Ecuador, General Eloy Alfaro. En ese año, gracias a una donación realizada por don Manuel Suárez Seminario, el parque pudo ser reconstruido al estilo francés, imperante en la época, por lo que se le colocó un enrejado y una glorieta. Con pocas renovaciones se ha mantenido hasta la actualidad.

guayaquil-catedral-1Frente al Parque, se encuentra la Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol de Guayaquil: fue construida originalmente en madera alrededor de 1547, en donde estaba la Plaza Mayor de la ciudad, y reedificada en cemento armado en el siglo XX, en estilo neogótico. Fue la iglesia matriz desde mediados del siglo XVI. En la fachada de la iglesia original se encontraba un medallón de madera tallada con la imagen del Apóstol Santiago, patrono de Guayaquil, que al ser retirada de la antigua iglesia fue colocado como decoración en el Despacho del Alcalde, en el Palacio Municipal donde actualmente se conserva. Es el único edificio que mantiene el uso original de los solares de la antigua Plaza de Armas de Guayaquil, pues a principios del siglo XX el Palacio Municipal y el Palacioguayaquil-catedral-2 de la Gobernación del Guayas fueron construidos frente al malecón, con lo que el propio concepto de plaza mayor de herencia hispánica se perdió en el centro de Guayaquil. Esta iglesia se salvó de los saqueos piratas y de los incendios, pero no escapó del paso del tiempo ya que fue reconstruida en 1822 (obra a cargo de Monseñor Francisco Xavier Garaicoa y Liaguno). En 1870 se introdujo el reloj y se rediseñaron las torres.

guayaquil-parque-del-centenarioLa Plaza del Centenario es una de las más grandes de la ciudad, con una superficie de 8.875 metros cuadrados: posee varios atractivos, entre los que se destacan conjuntos estatuarios de gran valor, rodeados de hermosos jardines. En la parte central de la plaza se encuentra un imponente monumento, denominado La Columna de los Próceres, elaborado por el escultor español Agustín Querol, que rinde tributo a los héroes de la gesta libertaria del 9 de Octubre de 1820, que marcó la Independencia. Cada pórtico de entrada a la Plaza tiene su estatuaria, con figuras de gran fuerza simbólica: los caballos y sus aurigas, que enmarcan el pórtico principal guayaquil-parque-del-centenario-2sur, fueron creados por el escultor catalán Juan Rovira; las figuras de Gea y Poseidón -dioses griegos que dominaban los mares y la tierra, y que dan acceso al parque por el pórtico occidental-, al igual que las ninfas que representan Las Artes y Los Oficios, pertenecen a Giuseppe Beneduce; y las estatuas de los dioses Hermes y Artemisa -alegóricas de la agricultura y el comercio- en el pórtico norte, pertenecen al artista José A. Homs. En la esquina suroeste de la plaza está la Fuente de los Leones. Fue inaugurada el 9 de Octubre de 1920, como la obra cumbre de los festejos por la conmemoración de los cien años de la independencia de Guayaquil.

guayaquil-iglesia-de-san-franciscoLa Iglesia de San Francisco, conocida como Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, es el tercer templo más antiguo de la ciudad. Fue creado en 1702 por parte de la Orden Franciscana; el nuevo templo debió afrontar varios incendios y nuevos ataques piratas, además de la oposición de las autoridades de Guayaquil. La edificación fue destruida en el Gran Incendio de 1896. La reedificación del templo se inició en 1899. Las torres fueron reconstruidas, así como también se ornamentó su interior con quince altares de estilo gótico, esculturas y obras de arte. Esta nueva edificación fue inaugurada en 1902. Se encuentra junto a la Plaza homónima, en la cual figura la estatua de Vicente Rocafuerte, quien fuera escritor, político y presidente de Ecuador.

El Museo Nahim Isaías, creado por el banquero y filántropo Nahim Isaías Barquet, guayaquil-museo-nahim-isaias-1tiene como misión difundir el arte colonial. Reune una colección de valiosas obras de arte, pinturas y esculturas de la célebre Escuela de Arte Colonial quiteño. Hay alrededor de 2.500 piezas de su colección, que actualmente le pertenecen al Banco Central. El museo se inauguró el 25 de Junio de 1989. En 1996, se extendió al campo de la arqueología, adquiriendo valiosas piezas pertenecientes a las culturas que habitaron las regiones costaneras del Ecuador actual.  Debido a la crisis económica que vivió Ecuador en el 2000, las obras del museo fueron entregadas al Banco Central del Ecuador como donación en pago. El museo permaneció cerrado hasta septiembre de 2004, en que abrió nuevamente sus puertas.

guayaquil-basilica-nuestra-senora-de-la-mercedLa Basílica de Nuestra Señora de la Merced es de una estética de estilo gótico, y está ubicada  en la antigua calle del Tigre (actualmente Víctor Manuel Rendón). Su construcción en el sitio actual estuvo a manos del arquitecto italiano Paolo Russo, entre 1934 y 1936. En el Altar Mayor, un retablo sostiene la imagen de la Virgen de la Merced, vistiendo un hábito con la cruz templaria. Cada 24 de septiembre las autoridades religiosas del templo convocan  a una procesión en homenaje a la Virgen de la Merced, en la que participan miles de fieles por la ciudad.guayaquil-palacio-municipal-1

El Palacio Municipal o Cabildo de Guayaquil, sede del Alcalde, está edificado sobre el terreno de lo que fue la antigua Casa Consistorial que funcionaba como Cabildo Colonial desde 1817. Allí se firmó el acta de independencia de la ciudad el 9 de Octubre de 1820. Luego el edificio fue quemado en 1908, debido a una invasión de roedores. A partir de esa fecha, el Cabildo funcionó en varios locales, hasta que en 1921, se licitó su construcción: en 1929, con motivo de la celebración de la Batalla de Tarqui y la firma del Tratado de Guayaquil, fue inaugurado el nuevo Palacio. De estilo renacentista moderno, su fachada contempla curiosos guayaquil-palacio-municipaldetalles: los temas en latín que decoran la parte principal, los bajorrelieves, la imagen de cóndores y sus imponentes columnas. También son atractivos: la cúpula, los jarrones y las figuras alegóricas del triángulo superior de la fachada norte y sur, obras del escultor italiano Emilio Soro Lenti. También está el escudo de Santiago Mayor, patrono de la ciudad, una hermosa talla en madera colocada en la Alcaldía desde 1999, ya que originalmente estaba en la iglesia Catedral Metropolitana, de cuya fachada fue retirada en 1943 para ser donada al Municipio. El Pasaje Arosemena (foto arriba) atraviesa el edificio del cabildo comunicándolo con el guayaquil-fragua-de-vulcanoMalecón. A su lado se encuentra el edificio de la Gobernación del Guayas, del cual se separa solo por un pequeño parque llamado Plaza de la Administración (un espacio a manera de paseo peatonal) donde se puede apreciar un monumento a la Fragua del Vulcano (foto derecha), que conmemora la célebre reunión de patriotas que complotaron en favor de la independencia de Guayaquil el 1 de octubre de 1820, en la casa de José Villamil, y que fue denominada de esa manera.

sam_3532Al día siguiente habíamos quedado con el amigo Gerardo Navarrete en encontrarnos para viajar, esta vez mucho más cerca: al mar. Si bien yo había tomado café en el hotel, me invitó a un típico sitio guayaquileño -una picantería- a desayunar uno de los platos preferidos por los habitantes locales  (acaso también por los ecuatorianos): el encebollado. Como quedó dicho, es un cocido o caldo de pescado que contiene yuca y cebolla colorada. El caldo del encebollado es elaborado con yuca licuada, condimentos como el ají en polvo y otras especies. Apenas si lo probé, acostumbrado como estoy a un tipo de desayuno más dulce. Desde allí partimos para General Villamil, más conocido como Playas, una sam_3526ciudad de la provincia del Guayas, a unos 90 kilómetros de Guayaquil. El cantón Playas se ha convertido en el único balneario de la provincia, con una población de poco más de treinta mil habitantes.

En los alrededores de la región han existido una diversidad de pueblos originarios como los Cruz, Mite, Yagual y los Lindao. En general los chopoyas, lindao, tomalá, yagual, mite, cruz y otros pequeños pueblos formaban una confederación nativa que sobrevivió hasta la conquista española. En la era colonial, una pequeña comunidad de pescadores empezó a crecer hasta convertirse en un importante puerto para el sam_3528desarrollo pesquero. Alrededor de 1901, se decidió convertir a Playas en un balneario, debido a sus recursos naturales y ubicación geográfica. La localidad empezó a crecer turísticamente, aunque el turismo es mayoritariamente nacional. Es por esto que carece de una infraestructura de servicios acorde con su potencial.

La pesca es una de las principales actividades del cantón. En la actualidad se han asentado muchas empresas comerciales, industrias camaroneras y atuneras. El mar ecuatoriano brinda a Playas una suculenta producción de peces y mariscos, que junto a la actividad camaronera y el turismo constituyen las labores principales de la población. La pesca artesanal de mar es significativa tanto en el consumo doméstico sam_3530como en la industria peninsular. En el sector de Data de Posorja existen cultivos de maíz, aunque no son muy significativos para su economía. En el cantón Playas existen una gran cantidad de platos típicos: cebiches de langosta, langostino, camarón, concha, pescado, pulpo, arroz marinero, pescados enteros al carbón, encebollado de albacora, ostra asada y hamburguesas de avestruz.

Si bien la mañana estaba nublada y fría, cerca del mediodía salió el sol y comenzó a hacer calor. El balneario se fue poblando de turistas, la mayoría locales, y la playa –con sam_3550sus aguas cálidas- de vendedores ambulantes con sus típicas mercaderías, en especial, frutas y pescados, éstos en sus diferentes preparados. Pasado el mediodía, fuimos al Mercado de Playas a almorzar. Un sitio típico, lejos del consumo turístico, en donde pueden comerse platos muy frescos a bajo precio; U$S 5 pagamos los dos platos: corvina frita con ensalada y aguacate (palta) más un vaso de quáker (un preparado líquido dulce con avena). sam_3562

En horas de la tarde fuimos hasta el pueblo pesquero de Posorja, a 20 kilómetros de allí. La mitad de la actividad de la pequeña parroquia rural se dedica a la comercialización, pelado y actividades afines a la producción del Camarón Pomada amarillo del Golfo, capturado por 40 embarcaciones de madera, únicas autorizadas para realizar esta actividad, conocida como la Pomadera. Existen alrededor de 3.000 personas cabezas de familia que se dedican diariamente al pelado de este producto localmente, en plantas sam_3565artesanales y comunitarias, donde también se conforman grupos de mujeres para realizar el trabajo de pelado del camarón. Los Pomaderos, como se la conoce a la flota pomadera de Posorja, generan producción tanto para consumo y trabajo local como para exportación.

Posorja lleva su nombre en honor a una princesa indígena de una tribu que existió en tiempos remotos. La princesa Posorjá le había profetizado a Atahualpa que unos hombres blancos sentados en animales dominarían el Tahuantisuyo; lo cual enfureció al soberano inca, por lo quesam_3564 ordenó la muerte inmediata de la princesa. Esta, al enterarse de la sentencia, se fue a la playa y caminó en dirección al mar hasta que una ola la cubrió. El sitio donde eso
ocurrió se conoce hoy como “la poza del cura”, pues allí un sacerdote se metió a bañar y jamás volvió a salir.

Un medio de transporte típico, tanto en Playas como en Posorja, es la tricimoto o monotaxi, que decenas de amas de casa, trabajadores, estudiantes y demás utilizan para trasladarse dentro del sam_3561distrito. Algunos usuarios ven a las tricimotos como una alternativa beneficiosa ante la carencia de transporte público en sus zonas, aunque reconocen que en ocasiones son inseguras y usadas para asaltar a pasajeros, según un artículo publicado en el diario El Universo, fechado en agosto de 2014.

A eso de las cinco de la tarde iniciamos el regreso a Guayaquil. En el camino, Gerardo hizo subir al auto a un muchacho que hacía dedo. Es una práctica habitual en la zona: por un dólar -o cincuenta centavos- los automovilistas levantan sam_3553en la ruta o en las calles de la ciudad a cualquier pasajero y los conduce hasta algún sitio que los deje de paso. Esta práctica es una de las tantas que se suman a la economía informal de los ecuatorianos. En el camino, el propio Gerardo me contó que existe en Guayaquil una zona de tolerancia que se conoce como La 18, sobre la calle Salinas, en plena ciudad pero fuera del centro histórico: una zona donde no frecuentan los turistas y está muy vigilada (creo que hay que presentar el documento para ingresar).

sam_3574Cuando regresamos a la ciudad, fuimos hasta el mirador de Bellavista, hacia el oeste, desde donde se pueden obtener unas buenas postales de Guayaquil. El mirador abarca 300 hectáreas, en las que se encuentran dos redondeles: desde uno de ellos se tiene una vista panorámica que incluye los cerros de Mapasingue pasando por el Estadio Modelo Alberto Spencer (conocido como Modelo, en donde hace las veces de local el Rocafuerte Fútbol Club de la Serie B) hasta el estadio Capwell, el del Club Sport Emelec. Esta galería cuenta con jardines, plazoleta, área infantil, estacionamiento, y sam_3596bares que atienden de 14:00 a 21:00. El horario del mirador es desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche de lunes a domingo. Cuando bajamos de la ciudadela, pasamos junto al Estadio Monumental Isidro Romero Carbo, la cancha de Barcelona de Guayaquil (foto derecha), ubicado en la avenida Barcelona entre los barrios San Eduardo y Bellavista.

Dejé para el final algunas apostillas: existe una explícita y secular rivalidad entre las gentes de la sierra (Quito) y los costeños (Guayaquil). En la ciudad de Quito, como ya expresé, me advirtieron sobre lo sam_3552peligroso que puede resultar Guayaquil si uno traspasa los límites del centro. Ese Guayaquil que muchos miran de soslayo, habitado por gente que vive con ingresos mínimos o que sobrevive con rebusques y embustes. Un canal de televisión –Ecuavisa- acaba de poner al aire una serie ambientada en uno de los barrios más populosos e inseguros de Guayaquil: la Isla Trinitaria. El nombre de la serie es La Trinity, y refleja historias de amores, peligros e intrigas en ese barrio marginal del sur de la ciudad, que alberga familias desplazadas de otros sitios de la costa ecuatoriana. Se trata de una zona sam_3566popular en la que predomina la cultura afro con marcada influencia en la Salsa Choke, típica del sur de Colombia y norte de Ecuador. Paco Cuesta, el director de la serie, pretende reflejar la identidad de una subcultura a través de su música, sus hábitos, sus comidas y su gente. Según el autor, la serie ha pasado desapercibida en Quito. Es catalogada como una caricatura más de los costeños: “es muy difícil entrar en la capital con una producción nacional, la gente de Quito está más pegada al cable y no ve lo que se hace en Guayaquil”, para concluir: “Quito es una ciudad que se levanta a las cuatro de la madrugada, donde se habla quichua, pero cada vez que hacen producciones reflejan cosas que no interesan a la mayoría. Es como si negasen esa identidad. Quieren dar una imagen de una gran metrópoli y eso tiene un target muy limitado”.( Romeo y Julieta en el país marginal )

Agradecimientos

sam_3143Me propongo agradecer a todos aquellos que de alguna manera colaboraron para que mi estadía en tierras ecuatorianas resultase más confortable y placentera. En primer lugar, a la gente del hotel Real Audiencia de Quito, por su amabilidad y buen trato. A la señora Verónica, de la agencia Avidventure de Quito, por la cortesía y buena información que en forma desinteresada me suministró, considerando que no todo en la vida es lucro. A José Luis, el taxista que me acercó al centro histórico de la capital el día de mi llegada, por su gentileza y disposición, en sam_3587especial para sortear el intenso y caótico tránsito al ingresar a la ciudad en horario pico. A Javier y Diego (foto arriba), guía turístico y chofer respectivamente, de mi viaje a Ciudad Mitad del Mundo. A los trabajadores de limpieza del Cerro Santa Ana, en Guayaquil, por aquellos diálogos sobre fútbol y política. Y a Gerardo Navarrete, quien fue una especie de guía itinerante en Guayaquil y Cuenca, con quien tuve la oportunidad de conocer no solamente algunos sitios turísticos sino también rincones y costumbres que hacen al quehacer local. A todos ellos, mi más sincero agradecimiento.

Agosto de 2016